Mi vida... tal cual

martes, agosto 15, 2006

Desvaríos

Buscas sin cesar. No sabes qué quieres, pero sí cuando: ahora. Encuentras un rayo de luz que te comienza a guiar y… cuando menos te lo esperas te das con la puerta en las narices. No todo lo que brille puede ayudarte en el camino: muchas veces, incluso, lo dificulta todo aún más, deslumbrándote al completo.

No; no sé qué hubiera pasado de otra forma. En cuanto te das cuenta, ya es demasiado tarde. Sólo queda el eco de un acorde que ya forma música ninguna.

Creas un objetivo para seguir y cuando llegas, ves que no forma más que de un desvío, un camino mediante el cual sabes que estás más cerca, pero a la vez… no sabes nada. Ni qué habrá; ni si siquiera habrá algo.

Todo es esperar. Serenarse y bueno, quizás algún día… llegue la hora de decidirse, de hacerlo todo de golpe bien y preguntarse… ¿realmente qué he hecho?

(Hace tanto ya que no escribía nada aquí... no sé, la cosa cada vez se pone más difícil... ojalá llegue ya Octubre).

salu2!

2 Comments:

Blogger Inner said...

Tu escribe que aunque mi mente ande en Saturno yo te leo :).

Hay que probar nuevos retos, hay que enfrentarse al desafío, al miedo, ponerse firme y gritarle, jeje (a mi me ayuda :p).

bKvtx desde Saturno.

2:25 p. m.  
Blogger Francisco said...

Yo tb sigo por aqui, aunque ultimamente no escribe sigo leyendo.

Salu3

12:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home