Mi vida... tal cual

sábado, agosto 11, 2007

Mundo enfermo.

Levántate un sábado a las 8 de la mañana, pon a funcionar la tostadora con dos secciones de pan.
Sigue durmiendo, realmente estás hecho polvo físicamente.
En cuanto despiertes, ve a por las tostadas. Pálpalas, siéntelas, prueba algún que otro bocado.

Pues exactamente así son algunas situaciones en la vida: si no es la distancia, es que aunque estén físicamente cercanos, no sabes que hacer. No haces nada, y en cuanto te das cuenta, la tostada ya está dura. Poco hay ya que puedas hacer.

En cambio, en un principio, pudiste sacarlas, calentarlas más... un sinfín de posibilidades.

When the paper's crumpled up it can't be perfect again.