Mi vida... tal cual

martes, diciembre 02, 2008

My december.

Siempre, desde pequeños, tanto en medios de divulgación, como de ocio, se nos ha preparado mentalmente para encajar con el ideal global de vida: en pareja. Socialmente reconocido como medida de éxito, es aplicable a felicidad, dolor, placer, riqueza... cualquier cosa imaginable.
Muchas personas viven incompletas, en eterna lucha con su personalidad, gritándole al viento, interiormente, por qué están solos. Preguntándose en qué fallan, por qué no consiguen ese objetivo tan ansiado.
Curiosamente, la solución está en hacer justo lo contrario:
Venerar lo individual. Eres una unidad, no un pack indivisible que tienes que mantener eternamente a flote a fuerza de dolor y lágrimas. Si buscas ese alguien que te complete, que te oriente en la oscuridad, primero tendrás que completarte a ti mismo. No puedes pretender que estando con alguien, satisfarás y completarás una carencia de tu personalidad, puesto que eventualmente, esa simbiosis puede terminar.
La vida es esto, intenta, siempre que sea posible, tomártelo con filosofía y sin hacer un mar de un vaso de agua.
Fracasarás en ocasiones, por supuesto. Está a la orden del día: es inevitable que, tarde o temprano, acabes fracasando en algo que te propongas. Pero pase lo que pase, al final del día, lo que es inamovible, es que, mientras vivas, te tendrás a ti mismo. Mientras aprendas a vivir con quién eres, sabiendo que tu vida es un camino de una persona de ancho, vas bien. Por supuesto, tu camino podrá cruzarse largo y tendido con el de otra persona, pero, al final, lo único seguro, es tu franja del camino.
Por último, si te ves perdido, prueba otra dirección: si deseas algo con toda tu alma y has hecho todo lo posible, pero aún así, no hay manera, déjalo estar. No te obceques. Siempre hacia delante, siempre enfocado. Si aprendes a vivir con ti mismo, convivir con los demás ya no será un problema. Incluso, algunas veces, la única solución requerida para cumplir tus designios es cesar de prestar atención. Dejar de prestarle atención a ese algo tan deseado, para que, simplemente, sienta la necesidad de venir a nosotros.

1 Comments:

Anonymous your reader said...

Eres tú el que decides, si buscar algo o dejarlo estar. Si no viene hacia tí, es que no te hace falta.

Pero también, los seres humanos, tenemos necesidades.
A veces, estar con otra persona, te hace cambiar, no digo que tengas que estar con él/ella eternamente, pero es una experiencia que se ha de vivir. No quiero decir con esto que sin haber tenido una pareja en tu vida seas incompleto, todo lo contrario.
Es una experiencia más en tu "saco" de cosas de la vida. Vive con tu felicidad, no la de los demás.

Have a nice day! ^_^

10:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home